Sectores

TRATAMIENTO DE FRUTA

Los cítricos que se comercializan actualmente son encerados como mínimo una vez. Para que el encerado del cítrico se haga correctamente, previamente debe ser lavado con detergente para cítricos y secado, ya que los restos de suciedad o de agua sobre el mismo, pueden reducir las ventajas del encerado. Por ello, los cítricos se lavan en la máquina de lavado y se secan en el túnel de secado antes de proceder al encerado.

Los motivos por los cuales se lleva a cabo el encerado son los siguientes:

  • Proporcionar a los frutos la cera que se ha eliminado durante el lavado, para evitar pérdidas de peso.
  • Mejorar el aspecto de los frutos, pues el encerado proporciona al cítrico un brillo más intenso y uniforme.
  • Permitir conservar en buen estado el fruto durante más tiempo.

Los formulados desarrollados en Hercha se aplican en la etapa de encerado mediante el aplicador de cera. Estos formulados se utilizan en el sector desde hace años para el recubrimiento de cítricos, mejorando la calidad de los cítricos que recubren y alargando la duración de los mismos.

Nuestros formulados están basados en mezclas de emulsiones de cera y disolución de goma laca, cumpliendo con la normativa FDA Codex Alimentario.

Aplicación cera

Resultados aplicación

Ir arriba
Abrir chat